ABRIL 30, 2020

Salta debajo de esas sábanas y levántate. ¿Qué crees?, ¿qué se va acabar el mundo y que esta cuarentena nos dejará vacíos de recursos? Levántate sacúdete y no te dejes caer.

Dicen por ahí que, en las crisis, unos lloran y otros venden pañuelos. Está bien. Si estás triste, llora, pero llora hoy, y mañana te levantas. Tienes permiso para llorar un solo día. Mañana te levantas y andas a ver el sol que está por tu ventana y “a vender pañuelos se ha dicho”.

Esta cuarentena nos puede hacer más fuertes o más débiles. Depende de ti. Pero definitivamente que algo hará. Depende de tu actitud. Depende de tus ánimos.

¿Qué quieres hacer?

  • ¿Leer?,
  • ¿Descansar?,
  • ¿Dormir?
  • ¿Hablar con tus familiares y amigos?
  • ¿Reforzar lazos con tus hijos, o tus padres?
  • ¿Aprender cosas nuevas?
  • ¿Desarrollar nuevas ideas?

No importa lo que sea… que te de lo mismo si a los otros no les gusta, este tiempo es tuyo. Solo úsalo de la manera más provechosa para ti. Tú eres quien lo sabe.

Algunos lo usamos para ponernos al día en muchas actividades y tareas pendientes y cuando salgamos de ésta, necesitaremos unas vacaciones para recuperarnos (😊), pero para cada quien tiene su forma, y lo que es importante es que uses este tiempo para transformar tu vida en aquello que tanto anhelas. No importa si simplemente sea recuperar tus sueños perdidos (literal eh?)

Espabílate y actúa. Búscale el propósito a tu cuarentena y agradece a Dios… inclusive por ella.

Marisol Marion-Landais.

Publicado por marisoml

Leave a Reply