MARZO 4, 2020

¡Ay, cuantos cambios hay en el mundo!! Esta carrera que tenemos por delante los seres humanos, que necesitamos mantenernos actualizados para seguir vigentes, nos hace sopesar seriamente nuestros valores, nuestras costumbres, nuestros hábitos, las formas de hacer las cosas. Y el Project Management Institute (PMI) definitivamente está muy consciente de todo esto.

De ahí todos los procesos de transformación que están liderando de forman constante, y el Estándar de la Dirección de Proyectos, en conjunto con la Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos (PMBOK® Guide) están también siendo impactadas en términos de su propia evolución.

Hace unos días, el PMI puso a disposición la revisión del primer borrador del Estándar de la Dirección de Proyectos que nos permitió ver por donde van los cambios, que dicho sea de paso, es diferente a la Guía de los fundamentos para la Dirección de Proyectos (PMBOK® Guide). Van unidos, el estándar, hasta ahora, incluido en la Guía, pero diferentes. Esta última no ha sido puesta a disposición para revisión y las informaciones que se tienen es que ha sido revisada por unos 200 voluntarios.

Recordemos que el Estándar de la Dirección de Proyectos desde el 1987 ha estado enfocado en el diseño y aplicación de procesos particulares para generar los entregables esperados. En la actualidad, esta predictibilidad y sistematización no funciona para la agilidad con la cual las organizaciones se deben desempeñar. Por esto, el estándar ahora cambia y en lugar de hablar y enfocarse en los grupos de procesos, ahora conversamos acerca de 13 principios que deben aplicarse para la entrega de resultados en tres dominios específicos. Fíjemonos que ahora se habla de resultados, en lugar de entregables.

Este estándar presenta ahora una serie de enunciados con parámetros generales en los cuales los proyectos pueden ser desarrollados e implementados, dando la libertad de usar diferentes enfoques y modelos de dirección de proyectos. Importante es entender que este cambio al parecer no elimina el enfoque por procesos que dicho sea de paso, se sigue encontrando al parecer en el PMBOK® Guide.

Otro de los cambios que se incluyen en el estándar están relacionados con la entrega de valor del proyecto que dista mucho del enfoque en seguir solamente las prácticas de dirección de proyectos, programas y portafolio. El enfoque ahora analiza la cadena de valor que unen todas las iniciativas de la Organización, tratando de maximizar el valor de la organización en su conjunto.

Parecería también según las informaciones que se han podido obtener de la página del Project Management Institute (PMI) que el mismo estándar contempla la habilitación de una plataforma de contenido digital que amplia las informaciones relacionadas a los tres dominios en lo cual se enfoca el estándar, añadiendo valor también en detalle del uso de las prácticas, técnicas y herramientas relacionadas.

No olvidemos que un estándar es un marco de trabajo que se considera puede ser repetitivo en diferentes escenarios, que se acepta como bueno y válido cuando es aplicado consistentemente y que ayuda a las organizacionales a mejorar su desempeño.

Los cambios del estándar también incluye la descripción de un Sistema de Entrega de valor en los proyectos e identifica los principios con los que los directores de proyectos deben estar comprometidos y cuya adherencia a dichos principios, apoya la consecución de los resultados esperados y el valor final deseado.

Estos principios son (tomados del Estándar puesto en borrador):

  1. Se diligente, respetuoso y administrador cuidadoso.
  2. Construye una cultura de accountability y respeto.
  3. Involucre a los interesados para entender sus intereses y necesidades.
  4. Enfóquese en valor
  5. Reconoce y responde a las interacciones del sistema.
  6. Motiva, influencia y aprende.
  7. Adaptar el enfoque de entrega según el contexto
  8. Incorporar calidad en procesos y resultados.
  9. Abordar la complejidad utilizando el conocimiento, la experiencia y el aprendizaje.
  10. Abordar oportunidades y amenazas.
  11. Sea adaptable y resistente.
  12. Habilite el cambio para lograr el estado futuro previsto.

¿Qué yo pienso de los cambios? Pues la verdad que aún no tenemos mucha claridad y definitivamente tenemos que esperar la Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos (PMBOK® Guidepara ver como todo esto se alinea. Aún así, me parece que el tema de los principios para flexibilizar los modelos de dirección de proyectos a usar es una excelente idea y una muy buena forma de recordarnos a todos que NO TODO APLICA A TODO EL MUNDO.

Las formas de trabajo están cambiando, las generaciones actúan diferentes y tienen expectativas divorciadas entre ellas, pero lo que SÍ todos queremos es lograr sinergia, lograr resultados de forma eficiente; y esta eficiencia se logra de míl maneras. Creo que el Project Management Institute (PMI) está tratando de ayudarnos a nosotros como Directores de Proyectos a permanecer vigentes en el tiempo y que nuestro trabajo pueda adaptarse a todas estas nuevas innovaciones que está trayendo el mundo.

Entonces.. finalmente… ¿Qué que pienso de los cambios?  Hasta ahora, me gusta lo que veo.

El PMI al parecer pretende publicar el PMBOK® Guide con el estándar incluido para el último cuatrimestre de este año 2020. Esperémosla con ansias. Tengo muy buenas expectativas con relación a ella.

PMBOK es una marca registrada del Project Management Institute, Inc.

Leave a Reply